Cuidados especiales para tu cabello después del verano

En esta época del año solemos hacer hincapié en el cuidado del cabello, porque son muy frecuentes las consultas sobre “cómo reparar el pelo” después del verano. Y para saber qué tipo de cuidados especiales podemos realizar tras la vuelta de vacaciones, debemos conocer cómo afecta o daña el sol (entre otros factores) a nuestro cabello, por eso, aquí os dejo una breve explicación.

  • La radiación ultravioleta solar altera la composición química, la estructura y el aspecto externo del cabello. Es el factor medioambiental que más agrede nuestro cabello, provocando su decoloración, debida a la foto-oxidación de la melanina y a la foto-degradación de ciertos aminoácidos, y también provoca la rotura de enlaces (puentes disulfuro) entre las cadenas de queratina, disminuyendo la resistencia y elasticidad del cabello. También se daña la cutícula (proteínas y lípidos) abriéndose las escamas del cabello y empeorando su aspecto. En consecuencia, el cabello después del verano, suele estar más áspero, desvitalizado y apagado. Igual que en nuestra piel, los radicales libres, la oxidan acelerando el fotoenvejecimiento, en el cabello provocan su deterioro.

Por eso, esta época de año es clave para instaurar de nuevo una rutina de cuidados capilares reparadora que devuelva la hidratación y el brillo a nuestras melenas (ya sean largas o cortas).

Un consejo completo para el cuidado del cabello debe incluir:

  • Higiene capilar con champú suave; ya que, durante estos meses debido al calor, piscinas, etc… solemos lavar más a menudo el cabello y ahora necesitamos una base levante más respetuosa con nuestro cabello. Como el champú suave de uso frecuente, para toda la familia, de Apivita.
  • Hidratar el cabello en profundidad para reparar el daño UV causado por los radicales libres en las fibras capilares, restaurándolas para mejorar el brillo, la suavidad y facilitar el peinado disminuyendo la rotura. Con activos como el acetato de tocoferol, el extracto de la semilla de girasol (efecto protector del color) y sustancias protectoras, nutritivas y reparadoras como el aceite vegetal de monoi, coco o aguacate, o ceramidas, ésteres grasos, proteínas, etc… Junto a sustancias acondicionadoras y calmantes como el pantenol o el bisabolol. También hay que destacar la acción protectora y reparadora beneficiosa para el cabello del aceite de Argán puro, ya que por su composición altamente rica en ácidos grasos esenciales (ácido oleico, ácido linoleico o vitamina F, ácido alfa-linolénico, ácido gamma-linolénico), tocoferoles o vitamina E, es un tratamiento intensivo e ideal para restaurar la fibra y aportarle fuerza, flexibilidad y brillo. Aplicaremos estos tratamientos de 1 a 2 veces por semana para aumentar la resistencia y elasticidad del cabello.

*En este punto quiero hacer especial hincapié en el uso de aceite de argán 100% puro que conserva la máxima concentración en ácidos grasos esenciales y vitaminas, como es el aceite de argán de Sehaqui:

Enlace directo a nuestra tienda online, con más información y consejos de aplicación.

Lo aplicaremos al menos 1 vez por semana, por todo el cabello, mechón por mechón, y lo dejaremos actuar unos 10 minutos antes de lavarnos el cabello. Es un tratamiento intensivo de prelavado, regenerador y reparador, que aportará brillo y elasticidad a las fibras, y restaura zonas deterioradas y puntas abiertas.

  • Protección solar: debemos recomendar el uso de gorra o sombrero si estamos muchas horas al aire libre para evitar las altas temperaturas en el cabello y también, aplicar cosméticos específicos para la protección del daño UV solar en el cabello, que contengan filtros para la radiación UVB y UVA, los meses de verano y durante todo el año, especialmente si realizamos actividades/deporte al aire libre. Aquí os dejo un tratamiento protector muy completo: Velo protector Phytoplague de Phyto.
  • Para proteger tanto la piel como el cabello de forma integral y con mayor garantía y mejores resultados, sin duda, debemos completar nuestra rutina con complementos alimenticios a base de antioxidantes, zinc, silicio, hierro, vitamina H (biotina), vitamina E, queratina, ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B, activos vegetales que mejoren la microcirculación como el extracto de Vid o el Ginkgo, que contribuirán a una protección solar vía oral y a la reparación de las fibras capilares.

*Los resultados con las cápsulas Cabello de Goah Clinic son excelentes, gracias a sus fórmulas orgánicas, 100 % biocompatibles y cíclicas que aportan al cabello los nutrientes necesarios y son activas, ya que estimulan la microcirculación capilar para que estos lleguen al cabello. Tenéis toda la información sobre ellas aquí:

  • Otros consejos saludables para el cabello son: evitar el uso excesivo de lacas o espumas que contengan un alto porcentaje de alcohol para no deshidratar la fibra, evitar llevar el cabello largo húmedo o mojado recogido muchas horas con una coleta para no favorecer la rotura (ya que, como hemos visto, se romperán más fácilmente los cabellos) y no abusar del calor (planchas o secadores a altas temperaturas).

En conclusión, es importante el cuidado del cabello para prevenir el daño de estos efectos, que darán lugar a un cabello sin brillo, áspero, quebradizo y poco saludable y que incluso pueden favorecer la caída capilar durante o tras el verano. Se trata de una consulta muy frecuente en las farmacias, sobre todo, durante el otoño y también a la vuelta de las vacaciones de verano, especialmente, si no se han tenido en cuenta los cuidados anteriores.

Y la otra pregunta clave es en relación a la caída capilar: 

Los dos tipos de caída capilar más habituales por los que nos consultáis en la farmacia en esta época del año, son:

  • La alopecia o caída del cabello por tratamientos químicos o mecánicos, que es una causa frecuente en esta época del año debida al uso excesivo de tintes, decoloraciones, al abuso de aparatos térmicos, a la exposición solar sin los correctos cuidados de protección solar, hidratación-reparación posteriores, o en cabellos debilitados tras repetidos tratamientos químicos de alisado, etc…
  • La caída estacional, que es más frecuente ahora en otoño y también en primavera, debido a que los ciclos del cabello se alteran y se observan mayores pérdidas. Para tratarlo, debemos realizar un tratamiento específico twincosmético; es decir, potenciando la acción de la loción tópica más adecuada y completando el tratamiento para una mayor eficacia, con el nutricosmético específico para fortalecer los nuevos cabellos y frenar la caída, que contenga zinc, silicio, hierro, vitamina H (biotina), vitamina E, queratina, ácidos grasos esenciales, vitaminas del grupo B, extractos vegetales que mejoren la microcirculación como el de Vid, aminoácidos azufrados y bisabolol, entre otros. En general, este tipo de caída capilar suele durar poco tiempo y tener buena respuesta a los tratamientos cosméticos y nutricosméticos. Por lo que realizaremos al menos, entre 3 y 6 meses de tratamiento, de forma continua. En estos casos las ampollas Phytocyane para la caída estacional, o las ampollas Phytologist15 de Phyto para regenerar nuevos cabellos, si notamos que hemos perdido algo de densidad, dan muy buenos resultados y son muy cómodas y sencillas de aplicar. También tenéis los enlaces en las imágenes.
ampollas phytocyane

Enlace directo aquí

 

phytologist 15 ampollas phyto

Enlace directo aquí

¡Feliz lunes!

About Maria Paz Arnau Ferragut

Licenciada en farmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia, Postgrado Especialista en Dermofarmacia, y Titulación para la elaboración de SPD.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

+ 69 = 72