8 mitos sobre fotoprotección…

8 mitos sobre fotoprotección

Existen muchas preguntas, leyendas y dudas sobre la fotoprotección. Y es un tema sobre el que debemos estar bien informados para cuidar nuestra piel y prevenir el envejecimiento que provoca el sol, del que hablaremos en próximos posts…

Pero, ¿qué hay de verdad o de mentira en las leyendas urbanas sobre fotoprotección? Hoy vamos a resolver 8 mitos bien conocidos, unas de las preguntas más frecuentes sobre fotoprotección que todos nos hemos hecho alguna vez.

1. ¿Los fotoprotectores una vez abiertos pueden utilizarse la temporada siguiente? :

No. Una vez abierto no debe utilizarse la temporada siguiente porque habrá perdido eficacia, y no se corresponderá con el FPS (tiempo que podremos permanecer expuestos al sol sin riesgo de quemadura) que indica el envase. Debemos fijarnos en el símbolo PAO (dibujo en forma de tarro abierto) de la caja. Este símbolo   nos indica el período de conservación recomendado después de la apertura del producto. Por ejemplo, si en el interior del símbolo PAO pone 6M, significa que mantiene sus propiedades, en este caso el efecto de protección durante el tiempo indicado por el SPF, durante 6 meses una vez abierto.

fotoprotección

Además, los fotoprotectores, durante el verano, se exponen a condiciones ambientales extremas (en el bolso de playa o en el interior del coche), alcanzando temperaturas que pueden alterar las propiedades y calidad del solar.

Por eso, os recomiendo que si después de la temporada de verano todavía os queda producto CORPORAL, continuéis utilizándolo como crema hidratante a diario hasta agotarlo.

2. ¿Los ancianos deben tomar el sol para reducir las descalcificación ósea?:

Es cierto que la luz solar es necesaria poder sintetizar la vitamina D, responsable de fijar el calcio en los huesos. Pero es suficiente con el sol recibido en las zonas descubiertas del cuerpo (manos, brazos y cara) durante 10 minutos al día para cubrir las necesidades de esta vitamina. Y siempre deben exponerse al sol utilizando fotoprotección para proteger su piel, ya que igualmente será efectiva la exposición.

3. Los fotoprotectores rsistentes al agua, ¿se pierden al bañarse?:

Si. Todos los fotoprotectores se pierden con el baño, pero estas pérdidas son mínimas en ciertos protectores solares como:

• Protectores solares water-resistant, con capacidad protectora tras 40 minutos de inmersión (es el equivalente a 2 baños de 20 minutos).

• Protectores solares very water-resistant (o waterproof ), capaces de resistir 80 minutos de inmersión sin perder efectividad (4 baños de 20 minutos).

Además debemos tener en cuenta que el sudor, o el roce con la toalla y la arena (en el caso de la playa) también contribuyen a ir perdiendo producto. Así que, os aconsejo replicar el protector cada 2 horas durante la exposición solar.

4. ¿Un fotoprotector para adultos sirve exactamente igual para niños?:

No. Los niños deben utilizar fotoprotectores formulados específicamente para ellos. La piel del niño es diferente a la del adulto y por tanto, más vulnerable al sol: es más fina, se pigmenta menos con los que está menos protegida (ya que la melanina es una protección de la piel frente al sol) y posee menor defensa frente a los radicales libres.

Así que buscad siempre solares de alta calidad, específicos para niños, con SPF altos y deben especificar que contienen protección UVB y UVA.

5. Los fotoprotectores “pantalla total”, ¿impiden el bronceado?:

No.

Muchas veces me han hecho esta pregunta. Y es el motivo por el que a veces no nos protegemos lo suficiente. Ningún protector solar detiene todos los rayos UV. Y el término “pantalla total” no es del todo correcto, ya que sólo evitan la radiación ultravioleta B responsable de las quemaduras, pero no retiene el resto de las radiaciones solares (UVA, IR). Todos los fotoprotectores permiten el paso de una cantidad de radiación, que aunque sea mínima, será suficiente para estimular la pigmentación.

6. Los autobronceadores y el bronceado por las lámparas UVA, ¿nos protegen frente a los primeros rayos del sol?:

No. El bronceado logrado con lámparas UVA no protege del sol. Igual que el bronceado debido a la exposición solar, las lámparas UVA solamente proporcionan una protección frente al eritema equivalente a un factor 3-5, mientras que se sabe que el bronceado apenas protege el ADN de las alteraciones inducidas. Los autobronceadores no protegen frente a la radiación UV, se limitan a colorear las capas superficiales de la piel debido a la acción de la DHA (principio activo responsable de oxidar la epidermis).

7. Durante la infancia, ¿es necesaria la exposición solar sin protección para estimular la síntesis de vitamina D?:

No. Usar fotoprotectores no disminuye los valores de vitamina D, aunque, erróneamente, podría pensarse que los filtros solares, al limitar la exposición de la piel a la radiación solar, impiden que el organismo sintetice esta vitamina responsable de fijar el calcio en los huesos y de asegurar el correcto desarrollo óseo del niño. Está demostrado que los fotoprotectores no interfieren en esta síntesis de vitamina D y que, debido a la inmadurez de la epidermis de los niños, la protección solar intensiva con productos específicos y de calidad, es indispensable durante la infancia.

8. ¿Los fotoprotectores están contraindicados en el embarazo?:

No. En esta etapa es imprescindible protegerse del sol para evitar las quemaduras solares y las alteraciones de la pigmentación típicas del embarazo (cloasma), Las mujeres embarazadas deben exponerse al sol extremando la prudencia, eligiendo un producto solar adecuado y utilizarlo correctamente (reaplicándolo cada 2 horas).

Otra aclaración importante: Es posible que el fotoprotector contenga vitaminas (A, E, y C) que actúan como antioxidantes, bloqueando la formación de radicales libres, reforzando el sistema inmunológico cutáneo y estimulando los procesos de reparación. Esto ha llevado a confusiones entre la vitamina A empleada en cosmética y la vitamina A ácida (ácido retinoico), que está contraindicada y legalmente restringido su uso.

En próximos posts hablaremos sobre la diferencia entre los tipos de filtros solares, los nutrientes en la fotoprotección y mucho más…

Maria Paz Arnau Ferragut

Titular de la Farmacia Paz Arnau Ferragut en Castellón. Licenciada en Farmacia. Máster en Dermofarmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia y Titulación para la elaboración de SPD.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

− 7 = 1