TODO SOBRE PROBIÓTICOS Y LA FLORA ÍNTIMA

Hoy a través de Farmaslink, invitamos a nuestro Blog a Farmabeka, con su nueva entrada; Alimenta tu zona íntima.

En esta entrada vais a encontrar información de gran utilidad, especialmente hacia los meses de verano en que las infecciones vaginales y urinarias son más recurrentes.

Encontraréis consejos para una correcta higiene e hidratación, lo que nos va a ayudar a realizar una prevención ante diferentes patologías y también, cuidar nuestra salud íntima.

Se habla mucho de probióticos, ¿pero realmente sabemos para qué sirven o cuáles son los más adecuados para cada necesidad?

 

Os dejamos el post completo de Farmabeka aquí, para que podáis leerlo íntegramente:

 

 

ALIMENTA TU ZONA ÍNTIMA

Seguro que conoces a alguien, incluso tú mismo, que alguna vez en su vida ha tenido infección de orina o algo de “hongos” vaginales. Tanto una infección como la otra, son molestas, difíciles de aliviar y además, casi tabú… Es importante saber distinguir cada problema, su prevención y tratamiento, hoy en  “Alimenta tu zona íntima” te explico todas estas cuestiones.

ZONA ÍNTIMA: RECONOCIÉNDONOS

Cuando llega alguien a la farmacia y muy bajito nos susurra: “dame algo para ahí abajo que tengo molestias”. Entonces nos armamos de paciencia y empezamos discretamente a preguntar: “pero, ¿qué tipo de molestias tienes?, ¿dónde exactamente?, ¿te molesta siempre, al  orinar, al tener relaciones…? etc.” y notas como empieza a incomodarle la situación.

Y no te quiero ni contar, cuando viene su  pareja y nos lo intenta explicar… ¡es para sacarle papel y lápiz y que nos haga un dibujo!

La cuestión, es que muchas personas no saben explicarnos qué zona tiene afectada… si se trata de las vías urinarias o de la vulva y su zona vaginal. Por este motivo, hago un breve repaso de la anatomía tanto femenina como masculina de la zona íntima.

Sistema urinario (1)

El sistema urinario está formado por los riñones y las vías urinarias (pelvis renales, uréteres, vejiga urinaria y uretra), tal como se ve en la siguiente imagen:

Aparato urinario: órganos que lo forman

Imagen 1: órganos del sistema urinario (1).

El riñón filtra la sangre produciendo orina con los productos de desecho del cuerpo.

Los uréteres es la vía por donde pasa la orina. Comienza en la pelvis renal y llega a la vejiga.

La vejiga es una cavidad hueca muscular donde se acumula la orina hasta su vaciado. En este caso hay unas pequeñas diferencias anatómicas:

  • En el hombre limita con la próstata y las vesículas seminales.
  • La mujer delimita con la vagina.

La uretra es el conducto por el que se elimina la orina desde la vejiga al exterior. En el hombre, además de su función urinaria también es reproductora pues por ella se expulsa el semen.

Aparato reproductor (2, 3)

Del aparato reproductor quiero resaltar las partes externas, pues son las que están más expuestas a infecciones.

A continuación te muestro una imagen en la que se localiza cada parte y subrayado en rojo, aquellas que tienen mayor incidencia de infecciones, necesario conocerlas y saber identificarlas.

Partes del aparato reproductor, genitales externos y riesgos de infección

Imagen 2: partes principales de los genitales externos femeninos y  masculinos (2, 3).

 

INFECCIONES URINARIAS

Prevalencia (4)

Nadie estamos libres de sufrir una infección urinaria, tanto hombres como mujeres.

Sí es cierto, que en los hombres es más difícil pues la uretra tiene mayor longitud, lo que dificulta el acceso a las vías urinarias de las bacterias de la zona genital.  Las edades en las que más incidencia hay es al año y a los 70, en este caso relacionadas con problemas de próstata y con una prevalencia de un 3,5%.

En las mujeres se produce en un 50% de ellas, puede que tú estés dentro del 30% que lo ha sufrido el último año. Entre 15 y 24 años, hay de 1 a 3% que presentan bacterias en orina, cifra que aumenta con la edad. El embarazo es el punto crítico, aumentando hasta un 10% las mujeres afectadas, debido a los cambios hormonales.

Tipos (1, 4, 5)

Las infecciones urinarias más comunes son: piolonefritis, prostatitis, y sobre todo, uretritis y cistitis. Todas provocadas por bacterias o sustancias químicas.

Las bacterias causantes de infecciones son: Escherichia coli (70-80%), S. saprophyticus (5-10%) y otras como Proteus mirabilis, Klebsiella pneumoniae…

El tratamiento farmacológico frente a las bacterias es siempre antibioterapia. El problema actual es el crecimiento exponencial de la resistencia de estas bacterias al antibióticode elección.

Los protocolos de actuación están cambiando, adaptándose a esta nueva situación. Por tanto, se recomienda hacer un urocultivo antes de prescribir algún antibiótico. También es muy importante la prevención de infecciones así como de sus recidivas.

Urocultivo de bacterias

Imagen 3: urocultivo

Medidas preventivas (6, 7)

Hay ciertas medidas preventivas que están a la mano de todos y que son fáciles de hacer:

  • Beber abundante agua, evitando las bebidas irritantes.
  • Eliminar alimentos que irritan la vejiga (cafeína, azúcares refinados…)
  • Orinar frecuentemente, no aguantar con la vejiga llena mucho tiempo.
  • Uso de ropa interior de algodón.
  • Higiene íntima adecuada (ver más abajo) después de la defecación y de las relaciones sexuales.
  • Incrementar la ingesta de vitamina C: esta vitamina provoca un entorno desfavorable para el crecimiento de la Escherichia coli.
  • Evitar el estrés y practicar ejercicio físico regularmente.
  • Toma de arándanos: los arándanos aportan Protoantocianidinas (PAC), sustancias que dificultan la adhesión de las bacterias a la pared vesical, impidiendo así su crecimiento y la infección.
  • Toma regular de probióticos.

Los probióticos son eficaces tanto para prevenir la infección como para usarlos junto al antibiótico, de manera que alivie más rápidamente la sintomatología.

Se trata de cepas de Lactobacillus que fortalecen nuestra propia microbiota para que se forme una buena barrera de defensa frente a bacterias.

Además, una microbiota correcta ayudará a evitar el crecimiento de las bacterias oportunistas del aparato digestivo y la consiguiente reducción de infecciones en el aparato excretor y urinario.

Uno de los probióticos que cumplen estos requisitos es “Lactoflora Protector con arándanos”.

 

INFECCIONES VAGINALES

Prevalencia (8)

En este caso, como supondrás hablaré de la mujer, puesto que por anatomía es quien más sufre estas infecciones. Pero no olvidemos, que las infecciones son de trasmisión sexual y si se tienen relaciones sexuales sin método barrera (preservativo) se contagiará a la pareja.

Se cuentan numerosas patologías relacionadas con infecciones vaginales, pero las más de mayor prevalencia son las Vulvovaginitis (VV), siendo el 25% de las consultas de atención primaria.

Dentro de las VV están:

  • Vaginosis bacteriana: supone casi el 50% de los casos de VV.
  • Candidiasis: el 25%, siendo el número 1 de consulta.
  • Thrichomoniasis: 15-20%.
  • Otras: 10%

Patógenos (8)

Las infecciones vaginales se deben a diferentes microorganismos patógenos:

  • Vaginosis bacteriana: por Gadnerella, por polimicrobianos o por anaerobios.
  • Candidiasis:
    • Candida albicans en el 80-92%.
    • Candida no albicans: en 10-20% de los casos.
  • Thrichomoniasis: Thrichomoniasis vaginalis
  • Vulvovaginitis víricas: verrugas genitales (Virus del papiloma humano) y virus del herpes simple.

Bacteria: microorganismo patógeno

Imagen 4: bacteria

Medidas preventivas

Al igual que te explicaba en las infecciones urinarias, en las vaginales también hay unas medidas preventivas básicas.

Por un lado están los buenos hábitos (9):

  • Limpiar la zona íntima con agua y secarla correctamente para evitar humedad excesiva, caldo de cultivo de hongos. Así como no permanecer con ropa íntima mojada durante largo tiempo.
  • Higiene adecuada (de adelante hacia atrás) después de orinar. También higiene después de tener relaciones sexuales.
  • Utilizar jabones íntimos adecuados, cada etapa de la mujer (niñez, fértil, menopausia) tiene unas necesidades de higiene íntima diferentes.
  • No utilizar esponjas, ni toallas agresivas. Evitar arañazos ni raspaduras. Cuidado con las depilaciones.
  • Evitar baños de burbujas, sales de baño… pues pueden desencadenas reacciones alérgicas.
  • Utilizar ropa interior de algodón.
  • Uso de protectores y compresas transpirables. Cambio frecuente de los mismos, así como de tampones o copas mestruales.
  • Llevar una alimentación saludable evitando el consumo excesivo de azúcares o harinas refinadas, así como evitar bebidas alcohólicas o carbonatadas.
  • Beber abundante agua.
  • Toma regularmente probióticos.
  • No automedicarse: ni oral, ni tópico, ni vaginalmente.

Probióticos

Se ha demostrado que el desequilibrio de la microbiota vaginal puede provocar la colonización de esta zona por diferentes bacterias, hongos e incluso virus (10).  Por este motivo, es tan importante el mantenimiento de nuestra microbiota intestinal y vaginal.

Los probióticos íntimos orales, gracias a sus cepas Lactobacillus, favorecen el crecimiento de nuestra propia microbiota manteniendo nuestra defensa lo más fuerte posible, siendo esto demostrado en varios estudios (11). En la farmacia podemos encontrar el “Lactoflora Protector íntimo”.

El probiótico se puede tomar en modo preventivo (cándidas asociadas a mestruación, a estrés, toma de antibióticos, pequeñas molestias…) o acompañando al antibiótico o antifúngico que ha recetado el médico.

Cuestiones importantes

Imagen 5: cuestiones importantes

MIMA TU ZONA ÍNTIMA: HIGIENE E HIDRATACIÓN (11-13)

Uno de los aspectos más importantes y que a veces se pasa por alto, es el correcto cuidado tópico de la zona íntima.

Como te comenté antes, la mujer a lo largo de su vida sufre varios cambios hormonales que afectan tanto al pH de su mocosa vaginal como a la microbiota que contiene. Es por esto, que se debe utilizar productos de cuidado íntimo en consonancia a las necesidades.

Higiene

Por muy limpias que queramos ser, la limpieza con geles íntimos solo se realiza una vez al día si no queremos alterar nuestra barrera natural (hidrolipídica, pH y microbiota). Si quieres sentirte fresca, usa el agua cuantas veces quieras.

En esto la edad, asociada a la fertilidad, tiene mucha importancia en la elección del jabón íntimo:

  • Niñas: debido a su pH neutro (6,8-7,2) necesitan jabones pediátricos que respetan estos valores y son suaves con su piel delicada.
  • Mujeres en edad fértil:
    • Durante la menstruación se alcanzan valores neutros.
    • Entre ciclos el pH es ácido (4.0-5.0) lo que impide de forma natural el crecimiento de patógenos.
    • Unos días antes de la menstruación el pH se acidifica (3.8-4.2) debido a la producción de ácido láctico.
  • Mujeres con menopausia: de nuevo el pH vuelve a la neutralidad. En esta fase, además de utilizar jabones adecuados a esta etapa debemos buscar aquellos que contengan compuestos calmantes (aloe, bardana, bisobolol, caléndula…)

No olvides que el hombre también necesita higiene íntima adecuada, para vosotros también existe en la farmacia productos específicos.

Higiene íntima de hombres y mujeres

Imagen 6: higiene íntima

Hidratación

Además de las infecciones, el prurito es uno de los problemas más consultados tanto en el médico como en la farmacia.

Debido a una incorrecta higiene, unos hábitos poco adecuados, cambios hormonales, toma de medicamentos y por supuesto, infecciones, puede aparecer el molesto picor de la zona genital tanto en hombres como en mujeres.

Ya hemos visto la higiene, los hábitos correctos, la toma de probióticos, el correcto uso de antibióticos… pero nos falta la hidratación.

La hidratación de la mucosa vaginal es más que necesaria en la mujer, sobre todo en la menopausia. En esta época, como ya sabes, al disminuir los estrógenos, la mucosa disminuye su hidratación natural y tanto la vagina, como los labios sufren un deterioro que conlleva al picor, al dolor durante las relaciones sexuales y a la proliferación de patógenos.

En la farmacia hay diferentes tipos de geles hidratantes: internos/externos, en tubo o en aplicadores, lubricantes sexuales…  Con unas propiedades similares pero con unas características particulares que te darán solución a tu problema en particular.

Recuerda, que si hidratas regularmente tu piel corporal y facial, no te olvides de tu zona íntima, también lo necesita y lo agradecerás.

Pregunta y respuesta

Imagen 7: pregunta-respuesta

Por último, como farmacéutica recordarte: no te automediques, no uses lo que a la vecina le funciona y no te dejes llevar por la vergüenza… pregunta a tu farmacéutico/a de confianza quien te asesorará, dándote lo más adecuado para tu caso.

FUENTES:

(1): Aparato urinario: Centro Pre-universitario, USMP. Anatomía urinaria [Internet]. Lima: USMP; s.f. Disponible en: http://www.cpu.usmp.edu.pe/intranetcpu/ppt07/7-Lima-Zerillo-Anatomia-Urinario.pdf
(2): Infogen [Internet]. Anatomía del aparato genital femenino. Disponible en: https://infogen.org.mx/anatomia-del-aparato-genital-femenino/
(3): National Cancer Institute. Cancer.gov. Visual on line [Internet]. Anatomía del pene. Disponible en: https://visualsonline.cancer.gov/details.cfm?imageid=11331
(4): Lit Control [Internet]. Barcelona: Devicare SL; Mayo 2017. Blog. Cifras de las infecciones urinarias. Disponible: https://www.lit-control.es/blog/cifras-de-las-infecciones-urinarias
(5): Sola MD, Rodríguez MC, Monteagudo N. Infecciones Urinarias [Internet]. Albacete: Hospital General de Villarrobledo; 2017. Disponible en: https://sescam.castillalamancha.es/sites/sescam.castillalamancha.es/files/documentos/farmacia/bft_infecciones_urinarias.pdf
(6): Piera M. Infecciones urinarias. Prevención y tratamiento. Farmacia Profesional [Internet].  Junio 2003; 17(6). Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-infecciones-urinarias-prevencion-tratamiento-13049604
(7): Saz P, Saz S, Ortiz M. Medios sencillos y naturales de prevención de ITU. Medicina Naturista [Internet]. 2011; 5(2). Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3695446.pdf
(8): Cobos F. Vulvovaginitis. Disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/hinmaculada/web/servicios/tcg/documentos/Protocolos/Para%20Medicos%20A.P/Vulvo-Vagintis.pdf
(9): El farmacéutico [Internet]. Baarcelona: Ediciones Mayo; Febrero 2017. Profesión. Higiene y cuidado de la zona íntima. Disponible en: http://elfarmaceutico.es/index.php/profesion/item/7800-higiene-y-cuidado-de-la-zona-intima#.XO9jxRYzbIU
(10):  Lewis, Bernstein, y Aral. El microbioma vaginal y su relación con el comportamiento, la salud sexual y las enfermedades de transmisión sexual. Obstet Gynecol [Internet]. 2017; 129. Disponible en: https://journals.lww.com/greenjournal/Documents/Apr2017_Translation_Lewis.pdf
(11):  Urrútia G, Selva A, Calaf J. Revisión de la evidencia sobre la eficacia de los probióticos en la prevención de las infecciones del tracto urinario inferior y las infecciones vaginales. Progresos de Obstetricia y Ginecología [Internet]. Mayo 2014; 57(5). Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0304501312002804
(12): Divins MP. Higiene íntima femenina. Farmacia Profesional [Internet].  Julio 2017; 31(4). Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-higiene-intima-femenina-X0213932417614143
(13): En suelo firme [Internet]. Madrid: s.f. Blog. El pH vaginal: qué es y  cómo mantenerlo en equilibrio. Disponible en: https://www.ensuelofirme.com/el-ph-vaginal-que-es-y-como-mantenerlo-en-equilibrio/#Variaciones_del_pH_vaginal_en_la_vida_de_la_mujer

¡Feliz miércoles!

#TusfarmaceuticosTusolucion

#Farmaslink

Imagen: Freepik

About Maria Paz Arnau Ferragut

Licenciada en farmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia, Postgrado Especialista en Dermofarmacia, y Titulación para la elaboración de SPD.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

77 − = 69